miércoles, mayo 24, 2017

Bollos de calabaza con leche condensada


Bollos de calabaza, con leche condensada

 Categoría: Panes y Bollos Dificultad: Fácil


Aparte de que me gustan las recetas hechas con calabaza, la receta de hoy me encanta. Son unos bollitos tan blanditos y con este color dan ganas de no parar de comer.


Ingredientes:
  • 200 gr de leche condensada azucarada 
  • 60 gr de mantequilla blanda (temperatura ambiente)
  • 60 ml de leche
  • 20 gr de levadura fresca de panadero
  • 250 gr de puré de calabaza asada sin nada de liquido (también sirve hecha al vapor)
  • Una cucharadita de sal rasa
  • La ralladura de piel de una naranja
  • 550 gr de harina de fuerza (mas un poco para poner sobre la encimera y dar forma a los bollos)
  • Un huevo para pintar una vez hayan levado, antes de hornear.


Instrucciones:
  1. Disolver la levadura en la leche, ha de estar templada y colocar en el bol o cubeta de la amasadora todos los ingredientes en el mismo orden que están escritos, colocar el gancho y amasar de 10 a 15 minutos, hasta que se separe la masa de las paredes del bol. Sacar la masa y colocarla en otro bol engrasado con un poco de aceite y cubierto con papel film. Lo dejaremos hasta que doble su tamaño, unos 90 minutos, (yo lo hago de un día para otro y reservo el bol en el frigorífico) Sacar la masa del frigorífico y dar forma redonda, con la misma cantidad cada pieza, yo no lo peso, lo hago a ojo mas o menos y los voy colocando en una bandeja o fuente forrada con papel para hornear. Salen unos 18 bollitos y hay que dejar espacio entre ellos ya que vuelven a crecer, doblar. Una vez hayan doblado, batir un huevo y pintar con un pincel de cocina.
  2. Precalentar el horno a 180ºC y hornear 20 a 25 minutos, los bollos han de quedar dorados y cada horno es distinto.




jueves, mayo 11, 2017

Crujiente de cebolla confitada con queso cremoso


Crujiente de cebolla confitada con queso cremoso
Categoría: Entradas Frías y Calientes Dificultad: Fácil


 Debería llamarlo "tarta" no quiero pecar de fantasiosa y se queda en crujiente. Un aperitivo delicioso para compartir entre familia o amigos, eso si,  hay que cortar con tijera de lo crujiente que queda.

 
Ingredientes:
Para molde de 22 cm
  •  5 hojas de brick
  • Unas 10 lonchas de queso de cabra, del que ya viene cortado, u otro cremoso y con sabor
  • 700 gr de cebolla confitada, unas 6 cebollas grandecitas nuevas
  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra
  • un pellizco de sal
  • Una cucharada colmada de azúcar moreno de caña
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana
  • 30 gr de piñones de pino, un poco tostados
  • Un puñado de pasas sin semilla


Instrucciones:
  1. Cortar las cebollas en juliana fina y colocar en sartén con el aceite sobre fuego medio, añadir la sal  y dejar hacer sobre 20 minutos. Hay quien la hace en Thermomix, yo la prefiero en fuego chup, chup. Iremos dando vueltas con cuchara de madera. Pasados 20 minutos, añadir el azúcar, el vinagre, las pasas y piñones, lo dejaremos unos 10 minutos más haciendo y retiramos del fuego para que temple. Una vez templada, quitar todo el aceite, de esta forma no soltará ninguna grasa al cortar.
  2. Precalentar el horno a 170ºC 
  3. Engrasar con aceite el fondo y paredes del molde e ir colocando 3 hojas de la pasta brick, quitando el papel. Dejar el sobrante sin cortar, queda chulo y muy crujiente, una vez horneado.
  4. Colocar el queso en el fondo bien repartido y seguido echar por encima la cebolla con piñones y pasas. Tapar la tarta con 2 hojas de brick bien colocadas para que quede lo más bonita posible. Echar unos piñones por encima y hornear unos 15 minutos, hasta que se dore un poco. Caliente, fría o templada un bocado exquisito.